¿CREAS O DESTRUYES? LA INICIATIVA

¿Qué es la iniciativa? Es la capacidad de idear algo y dar ese primer paso para comenzar y llevarlo a cabo. Es muy habitual hoy en día el requerir de dicha capacidad como algo casi imprescindible en cualquier puesto de trabajo, y es que, iniciar de una forma autónoma, no parece algo al alcance de cualquiera por más que muchos alardeemos de ello.

Levantarse una mañana de domingo, dar dos palmadas, y anunciar a tu familia que se vistan y desayunen que tienes planes para ese día, es algo que nos cuesta un mundo, y que se va oxidando, y cada día nos cuesta más de engrasar, en parte, motivado por el tiempo que llevamos intentando “idear” y ser creativos (hemos pasado años suficientes intentando ser originales y se nos van acabando las ideas) y en mayor medida, por el trabajo y la falta de energías que nos convierte en seres cansados que prefieren “ser sorprendidos” y que piensen por nosotros. Es más cómodo y requiere de bastante menos esfuerzo, por lo que, cuando no tenemos a alguien con iniciativa en nuestro entorno que nos vaya haciendo el trabajo, acabamos haciendo lo mismo todos los días libres y entramos en ese bucle infinito de no aprovechar nuestro tiempo, en definitiva… dejar pasar la vida.

Dicho esto… ¿Con cuál de los dos casos te identificas? ¿Eres una persona con iniciativa que organiza y promueve ideas, facilitando a los demás la tarea de decidir, ¿O eres de los que están demasiado cansados y delegan en otros esa labor?

Existe un tercer grupo, el “Tóxico”, en el cual no voy a entrar muy en detalle, pero que no sólo NO APORTA, sino que en su ánimo de ser el que domine y quede siempre por encima como el aceite, lejos de contribuir, tiene las energías suficientes para DESTRUIR PROPUESTAS de otros y desmontar los planes por completo de gente con iniciativa. A este tipo de personas hay que mantenerlos lejos de nuestros planes y dejarles que dominen en su IMPERIO DE SABIDURÍA DESTRUCTIVA y no acaben por consumir nuestras energías creativas y de impulso que tanto escasean.

¿Y a dónde queremos ir con este tema de la INICIATIVA?
Desde nuestro punto, el de ofrecer experiencias que conocemos como positivas, estamos viendo, cada día con más frecuencia, que grupos que contactan con nosotros para organizar un plan de amigos, una despedida de solter@, una celebración de cumpleaños o cualquier otro evento, acaban de varias maneras:

A) De 30 personas que se apuntaron, acaban siendo 8.
B) Se crean conflictos internos, y el organizador acaba literalmente “hasta las narices”, abandonando el proyecto iniciado por completo.
C) Los “destructores de iniciativas”, a pesar de ser una minoría en el grupo, acaban arrastrando de forma hipnótica a la mayoría del grupo a las opciones “clásicas” de celebración para no salir de su zona de confort o “control”, por lo que, opciones “originales” acaban en ese cajón del intento del que difícilmente saldrán.
D) Nuestra opción favorita… El organizador con iniciativa ha tenido éxito y la capacidad mental, energética y de convicción suficiente, para que SUCEDA. Y entonces, ocurre…

Nos conocéis… pasáis un día o días muy especiales, muy diferentes, de esos que quedarán en vuestras mentes y vuestros corazones, y que intentaréis repetir en cualquier otra ocasión que se os de, convirtiéndose los componentes del grupo en nuevos “promotores” de planes originales que explicarán con vehemencia a su grupo lo bien que lo pasaron aquel día y con la fuerza energética que aporta la experiencia vivida, es posible, que algunos consigan volver, solos o en compañía, para recargarse de ideas, energía y VIDA.

Saca tus propias conclusiones… ¿hasta dónde pueden llegar tus actos y tus ideas?, ¿cómo afectas a tu entorno?… ¿como contribuyes?, ¿aportas o destruyes?

SOMOS AVENTURA

PD: Nosotros preferimos promover… así que aquí te dejamos unas ideas llenas de energía:

Deja un comentario

logo
A %d blogueros les gusta esto: