Barraquismo-acuatico-en-teruel

¿Barranquismo?

Seguro que has oído en alguna ocasión el término barranquismo. Puede que hasta hayas sentido curiosidad por saber un poco más, así que, si te apetece, te contamos algunas cosas para acercarte a uno de los deportes de aventura más refrescantes y divertidos en el medio natural.

Barranquismo-somos-aventura

¿Qué es el barranquismo?

Dependiendo de si lo has practicado alguna vez o no, tu respuesta se acercará más o menos a la realidad. Si es algo totalmente desconocido para ti, es muy posible que pienses que es cosa de locos o profesionales de alta montaña. Pues nada más lejos de la realidad. Si por el contrario, lo has hecho, habrás podido comprobar que pudiste hacerlo, lo disfrutaste y que sí, cualquiera sin experiencia previa, puede hacerlo. 

Sea cual sea tu caso, intentaremos ampliar un poco más la información que tienes sobre esta maravillosa experiencia que es el barranquismo. Para ello, vamos a responder a las dudas que puedan surgirte previas, durante y después de la actividad y así, romper con mitos, descubriéndote que cualquiera puede disfrutarlo.

¿En qué consiste el barranquismo?

Consiste en recorrer el cauce de un río, o barranco, andando, nadando, saltando, deslizándose, descolgándose con cuerdas… En definitiva, superando los diferentes obstáculos que iremos encontrando a nuestro paso para completar el recorrido.

Para ello casi siempre necesitaremos de una equipación básica, como el casco, neopreno, escarpines, chaleco (si se desea), arnés, culeras, calzado antideslizante…

Los ríos o sus cauces, pueden tener más o menos desnivel, por lo que, dependiendo de este, es posible que necesitemos de cuerdas para poder salvar saltos que no tengan una profundidad suficiente o su altura sea considerable y no queramos arriesgar. A la técnica de descender por las paredes se le denomina rapelar.

Durante el descenso podemos encontrar pozas, que sería algo así como minipiscinas a las que podemos saltar (en el caso de los barrancos acuáticos).

También podemos encontrar divertidos toboganes, que nos permitirán deslizarnos gracias a las culeras por esta piedra pulida por la acción erosiva del agua que la deja suave y resbaladiza.

Entre las formaciones que nos podemos encontrar, están los sifones. Estas formaciones que crea el agua al intentar encontrar su camino aguas abajo, recuerdan a coladeros que dejan pasar el agua, pero según el tamaño de sus agujeros, pueden parar el paso a ramas, piedras y quedarse taponados con las crecidas. Los sifones pueden ser un punto muy divertido y curioso en nuestro descenso, pero muy peligrosos sin la supervisión de un profesional que realice ese barranco de forma regular. Son como trampas de ratones si no se saben dónde están y cómo sortearlos (algunos pueden estar sumergidos y siempre, con las indicaciones del guía, se pueden bucear para encontrar la salida por la otra parte).

Hay muchas cosas que descubrir, pero será mejor que vengas para descubrirlas por ti mismo.

Barranquismo-colegios-tirolina

¿Quién puede hacer barranquismo?

El barranquismo es una actividad que puede ser realizada por casi cualquier perfil de participante. Hay barrancos de muchas clases y niveles, hasta para niños.

Lo que siempre te recomendaremos, es que lo hagas de manos de profesionales. Un barranco puede ser sencillo un día, y al día siguiente complicarse a consecuencia de lo que pueda haber arrastrado el agua con una crecida. No descuides la seguridad, y no confíes en cualquier aficionado que te “invite” a realizar uno porque “sabe”. Es una responsabilidad enorme el llevarse a alguien a un barranco. Tener un seguro, medios de comunicación en caso de urgencia, protocolos de emergencias y un conocimiento intenso del barranco en cuestión.

¿Es peligroso?

Si no se toman las medidas de seguridad necesarias, diremos que sí.  Lo principal es contar con los conocimientos y experiencia de un guía profesional. Esto será nuestro seguro en la experiencia, junto con el uso de material de seguridad homologado. No cojamos un casco de bici para hacer barrancos porque tenemos el enganche de la go-pro y podemos grabar mejor. En los saltos y zambullidas, estos cascos, o de otras actividades, no están preparados para desalojar el agua a una velocidad tal que no cree presión en nuestra cabeza, así como proteger zonas sensibles como las orejas.

Confía siempre en empresas avaladas que trabajen de forma regular en la zona en la que quieres disfrutar. No todos los barranquistas, por expertos que sean, conocen los niveles y los estados de caudales, profundidades de las pozas, etc; de la totalidad de los barrancos, si no es que están realizando ese barranco en concreto de forma regular.

barraquismo-acuático-Teruel

Quiero probar ¿Por dónde empiezo?

Ya sabes que, solo, con amigos, en pareja o con tus hijos, puedes sumergirte en cualquier momento que decidas en la emocionante aventura que supone hacer barranquismo. Sabes que puedes hacerlo, aunque no tengas experiencia previa, y ahora toca elegir un barranco para ti. Según la época del año, te podemos recomendar barrancos secos o acuáticos, que puedes disfrutar en cualquier momento si cuentas con una equipación adecuada. Si no tienes muy claro cuál elegir, puedes preguntarnos cuando te decidas a probarlo, y te aconsejaremos lo mejor. Recuerda que siempre se requiere reserva previa, por lo que hay que planear las cosas y llamar para informarse de todo.

¿Con o sin agua?

Si el agua no es lo tuyo, y eliges barranquismo seco, te aconsejamos que lo realices pronto por la mañana, que tomes precaución de ponerte crema solar y como en la playa, evites las horas de intenso sol. Como siempre decimos, sabemos cuándo empezamos, pero no cuando acabamos. Llevar agua, unas barritas energéticas y protección, es lo ideal.

Un barranco con profesionales suele tener un tiempo de recorrido bastante medido, no te piden madrugar para hacerte la puñeta, es por tu bien, si no es que quieres tener que hacer noche en un barranco porque empezaste tarde. Aprovecharás mejor el día y evitarás males mayores en caso de que se “retrase” mucho la cosa y se acabe yendo la luz.

Si el agua te gusta, puedes disfrutar de las formaciones rocosas del recorrido, sus toboganes, saltos a pozas y un sinfín de obstáculos divertidos que acaban en chapuzón. Si la empresa que eliges cuida bien de mantener tu temperatura corporal con una equipación de calidad, disfrutarás con agrado de la actividad. Neoprenos de 5 milímetros y posibilidad de 2 piezas para que, en un momento dado, si tienes calor, puedas graduarlo, es lo ideal. Mantener el calor en los pies con escarpines y contar con un calzado que agarre, como unas deportivas de montaña o botas, serán tu mejor aliado para tener bien sujeto el tobillo y evitar torceduras.

¿Sabías que el neopreno, a parte de conservar por más tiempo tu temperatura dentro del agua sirve para otras cosas? Es un importante elemento de seguridad de varios puntos, uno de ellos es su flotabilidad.

¿Has probado a hacer el muerto vestido con neopreno? ¡¡Divertidísimo!! Y, por otro lado, evita que las rocas y cantos cortantes puedan dañar tu piel, por lo que, neopreno largo, sí o sí.

También contarás con la protección y efecto deslizante de las “culeras”. Una especie de pañal de plástico que hará que tu trasero flote sobre las rocas y deslices como una pastilla de hockey sin estropear el neopreno.

barraquismo-acuático-Teruel

Comienza la aventura

Finalmente te has decidido, reservas tu aventura y te presentas en el punto de encuentro. Saludos, nervios, risas… a ver qué va a pasar aquí. Comienza todo con la entrega de material que no sabes muy bien situar en tu cuerpo, la cremallera delante, detrás, este pañal amarillo…Y comienzas a aprender, y es que te explicaremos no solo cómo lo has de colocar, para qué sirve y las diferencias, curiosidades… ampliaremos tu mundo mientras te diviertes.

Descendemos

Neopreno, arnés, casco, culera… Ya lo tienes todo puesto y después de caminar un poco por parajes naturales de ensueño, llegas al barranco. Estás tranquilo, con ganas, el corazón se va acelerando y tras algunos saltos y destrepes el camino se corta. Llega el momento de usar ayuda. Las cuerdas, vamos a rapelar. Rapelar es la técnica que consiste en descender con ayuda de cuerdas una pared para evitar un salto. Siempre es medida de seguridad ante la duda de si una poza (en el caso de un barranco acuático) pueda contar con la profundidad suficiente para que el salto sea seguro. Por lo que, ante la duda, los guías montarán la seguridad necesaria para que bajes sin contratiempos, eso sí… el vértigo no es buen aliado.

Por suerte, no todos los barrancos tienen rápeles, o tecnicismos con cuerdas, que suele ser lo que más enlentece el recorrido. Según el tamaño del grupo, ir atando uno a uno, con los tiempos que tome cada cual para realizar el descenso (miedos, dudas, preguntas…), puede llegar a cargarse el dinamismo de la actividad para todo el grupo. En este tipo de barranquismo, se recomiendan grupos pequeños de no más de diez participantes. Analizar los recorridos y estudiar su fluidez es esencial para que el resultado sea exitoso. Hemos estudiado para grupos de todos los tamaños, la ejecución completa de un barranco acuático, el de Chillapájaros en Montanejos (Castellón), y hemos cambiado estos tecnicismos por una tirolina desde lo alto del cañón al agua.

La opcionalidad también es un punto que hace que, para cualquier persona sin experiencia, el abandono no suponga mayor tortura que el hacer algo que no desea.

Nuestra oferta de barrancos para todos, cuenta con este punto de opcionalidad que permite que cualquiera pueda evitar una situación que no sea de su agrado y dejar de hacerla sin perderse el resto del recorrido.

barranquismo-castellon

¿Y si llueve?

Es una pregunta que nos surge siempre que reservamos algo… ¿se cancela? ¿Afecta a la seguridad de la actividad?

Nos hemos levantado con el día gris o las previsiones días antes apuntan al chaparrón ese día. Es normal, ya que hay barrancos que pueden sufrir crecidas y hay que estar atentos a estas cosas. En el caso del Barranco acuático de Chillapájaros, esta situación no le afectaría en absoluto. Cuenta con un caudal artificial procedente de suelta del pantano, por lo que el nivel siempre es el óptimo para realizarlo. Lo único distinto, a parte de que no luzca el sol, es que el agua puede enturbiarse un poco. Por el resto, la seguridad sigue siendo la misma. Iréis bien equipados con neoprenos con los que no pasaréis frío, y la adrenalina, hará que no os deis cuenta de que llueve hasta que se acabe.

¿Qué se siente al hacer barranquismo?

Si quieres saberlo, tendrás que probarlo. Te podemos contar mil y una, pero nada como vivir en propia piel una experiencia de manos de profesionales que han estudiado cada rincón de ese barranco para que sea una experiencia a disfrutar. Cada salto, cada nadada, cada visión dentro del cañón. Incluso haciendo el mismo barranco varias veces, nunca sentirás lo mismo. ¿Te conformaste con comer un único plato de paella cuando la probaste? ¿A que cada vez sabe distinto? Te ofrecemos entrar a ver una parte de la naturaleza, de forma segura, divertida y que te enseñará, te emocionará y te hará conectar con ella de una forma diferente

¿Te atreves a vivirlo?

Deja un comentario

logo
WhatsApp chat